Cita con lo invisible

Lástima que en la librería Los Editores no llevara Mestre sus acuarelas encima. Y suerte que tengo una dedicatoria un tanto diferente a las que él suele hacer: con una pluma y una copita de agua este dibujo recuerda más a las cenizas.

Precisamente con Juan Carlos Mestre terminamos el pasado lunes 30 de mayo la primera temporada de LUCES DE CANTINA (en Casa Chichí), esa cita semanal con autores de distintas nacionalidades y estilos y en la que compartimos un vino, una cerveza o una infusión. Este verano empezaremos a preparar la segunda temporada que casi podría llamarse tercera pues tuvo en la primavera de 2015 su germen o preludio. Es una de las actividades de la librería que más me satisface, y creo que los amigos que participan de ella también disfrutan mucho.

LA CASA ROJA es un poemario que descubrí en 2009 y con el que descubrí a este poeta de Villafranca del Bierzo multidisciplinar para quien “la poesía es lo que permanece -apenas una huella interpretable- tras haberse  apagado lo oído  en el fuego donde conversan las llamas”. Y así sucesivamente maravilloso.

 

La casa roja

Juan Carlos Mestre, 2008. Calambur, 2008. 170 páginas. 15 €.